Probablemente, ya conozca bastante sobre su ciclo menstrual, como cada cuánto tiene el período y si es abundante. En esta página, vamos a profundizar acerca del ciclo menstrual femenino, la ovulación y los períodos. Obviamente, ningún sitio web puede reemplazar una consulta con un profesional de la salud, pero esta información le permitirá obtener un conocimiento general sobre cómo funciona su organismo.

Comprensión de su ciclo menstrual

La duración del ciclo de la mujer varía, aunque la más común es de entre 23 y 35 días. Las variaciones en la duración del ciclo menstrual son más frecuentes en la parte del ciclo anterior a la ovulación (conocida como fase folicular). Para la mayoría de las mujeres, el tiempo entre la ovulación (cuando el ovario libera un óvulo) y su período mensual es de 12 a 16 días (este momento se conoce como fase lútea).

El ciclo menstrual

Su período

El primer día de su ciclo menstrual es el primer día del período (día 1). En general, el período dura de 3 a 7 días. Probablemente, se dé cuenta de que, si siente dolores durante el período, estos son peores en los primeros días. Esto se debe a que las hormonas del organismo hacen que el útero desprenda el recubrimiento que desarrolló durante el ciclo menstrual anterior.

Preparación para la ovulación

Al inicio del ciclo, la glándula pituitaria, ubicada en el cerebro, produce hormona folículo estimulante (FSH). Esta es la principal hormona involucrada en la estimulación de los ovarios para producir óvulos maduros. Los folículos son cavidades llenas de fluido que se encuentran en los ovarios. Cada folículo tiene un óvulo no desarrollado. La FSH estimula algunos folículos para que se desarrollen y empiecen a producir estrógeno. El nivel de estrógeno se encuentra en su punto más bajo el primer día del período. Desde entonces, comienza a aumentar a medida que los folículos crecen.

Mientras cierta cantidad de folículos comienza a desarrollarse, en general, un folículo se convierte en "dominante", y el óvulo madura dentro del folículo que crece. Al mismo tiempo, el aumento en los niveles de estrógeno de su organismo garantiza que el recubrimiento del útero se engrose con nutrientes y sangre. Esto ocurre para que, si queda embarazada, el óvulo fecundado cuente con todos los nutrientes y el respaldo necesarios para crecer. Los niveles altos de estrógeno también están asociados con la aparición de un moco que crea un entorno apto para los espermatozoides (o, para llamarlo por su nombre técnico, moco cervical fértil [FCM]). Es posible que lo note como una descarga acuosa y escurridiza que puede ser blanca y turbia. Los espermatozoides pueden desplazarse más fácilmente a través de este moco y sobrevivir en él varios días.

El cuerpo produce hormonas que controlan el ciclo menstrual. Al principio de su ciclo, una hormona importante es la hormona folículo estimulante [FSH]. El aumento en la FSH estimula los folículos en sus ovarios [cavidades llenas de fluido que contienen, cada una, un óvulo no desarrollado] para que se desarrollen y empiecen a producir otra hormona llamada estrógeno. Solo a modo ilustrativo.

Comprensión del ciclo de ovulación

Ovulación

El nivel de estrógeno de su organismo sigue incrementándose y, finalmente, provoca un rápido aumento de la hormona luteinizante (el "aumento de la LH"). Este aumento de la LH hace que el folículo dominante se rompa y libere el óvulo maduro del ovario, que se dirige a la trompa de Falopio. Este proceso se conoce como ovulación.

Muchas mujeres creen que ovulan el día 14, pero el 14 es un promedio, y la mayoría de las mujeres en realidad ovula en un día diferente del ciclo menstrual. Su día de ovulación variará de un ciclo a otro. Algunas mujeres dicen sentir punzadas cuando ovulan, pero muchas no sienten nada, y no existen otros indicadores de la ovulación.

El nivel de estrógeno de su organismo sigue incrementándose y, en determinado nivel, provoca un rápido aumento de la LH [el "aumento de la LH"]. Este aumento de la LH provoca la ovulación, en la cual se libera un óvulo del ovario. Aunque muchas mujeres creen que ovulan el día 14, el día real de la ovulación varía, dependiendo de la duración del ciclo. Algunas mujeres sienten una punzada cuando ovulan. Solo a modo ilustrativo.

Después de la ovulación

Una vez liberado, el óvulo viaja por la trompa de Falopio hacia el útero. El óvulo puede vivir hasta 24 horas. El tiempo de supervivencia de los espermatozoides es más variable, pero generalmente es de 3 a 5 días, por lo tanto, el día de la ovulación y los días anteriores a esta son sus días más fértiles, es decir, cuando es más probable quedar embarazada. Apenas haya ovulado, el folículo comienza a producir otra hormona: la progesterona.

La progesterona permite que se acumule más recubrimiento en el útero, que se prepara para recibir el óvulo fecundado. Mientras tanto, el folículo vacío del ovario comienza a achicarse, pero sigue produciendo progesterona y, además, comienza a producir estrógeno. Es posible que en esta etapa sienta síntomas de tensión premenstrual (SPM), como sensibilidad en los pechos, hinchazón abdominal, letargo, depresión e irritabilidad.

Una vez liberado, el óvulo viaja por la trompa de Falopio hacia el útero. El óvulo vive 12-24 horas, pero, dado que los espermatozoides pueden vivir por varios días, usted está en sus días más fértiles y tiene mayores probabilidades de quedar embarazada si tiene relaciones sexuales sin usar anticonceptivos el día en que ovule o el día anterior. Apenas haya ovulado, el folículo colapsado comienza a producir otra hormona llamada progesterona. Solo a modo ilustrativo.

Preparación para el período siguiente...

A medida que el folículo vacío se achica, si el óvulo no fue fecundado, los niveles de estrógeno y progesterona disminuyen. Sin los niveles altos de hormonas que ayudan a mantenerlo, el grueso recubrimiento del útero que se ha formado empieza a romperse, y el organismo lo expulsa. Este es el comienzo del período y el inicio del siguiente ciclo menstrual.

A medida que el folículo vacío se achica, si el óvulo fecundado no se ha implantado en el útero, el nivel de progesterona disminuye. El útero ya no necesita conservar el ambiente necesario para el desarrollo de un bebé, de modo que el organismo debe volver a prepararse para el siguiente ciclo. Cualquier síntoma de TPM (tensión premenstrual) que tenga comenzará a disminuir. Sin los niveles altos de hormonas que ayudan a mantenerlo, el grueso recubrimiento del útero que se ha formado empieza a romperse, y el organismo lo expulsa. Este es el comienzo del período y el inicio del siguiente ciclo. Solo a modo ilustrativo.

Si el óvulo fue fecundado y se implantó en el útero, el folículo vacío se mantiene por el nivel creciente de la hormona del embarazo [gonadotropina coriónica humana]. El folículo seguirá produciendo estrógeno y progesterona por mucho tiempo más, hasta que la placenta esté lo suficientemente madura como para mantener al embrión en desarrollo. Solo a modo ilustrativo.

Si el óvulo fue fecundado, puede implantarse satisfactoriamente en el recubrimiento del útero. Esto suele ocurrir una semana después de la fecundación.

Apenas se implanta el óvulo fecundado, el organismo comienza a producir la hormona del embarazo, la gonadotropina coriónica humana (hCG), que mantendrá activo el folículo vacío. El folículo seguirá produciendo estrógeno y progesterona para evitar que el recubrimiento del útero se desprenda, hasta que la placenta (que tiene todos los nutrientes que necesita el embrión) esté lo suficientemente madura para mantener el embarazo.


¿Qué leer a continuación?