La infertilidad afecta a una proporción importante de la población: cerca del 16% de las parejas no pueden concebir después de un año de tener relaciones sexuales sin protección1. En este artículo, abordamos una cantidad de situaciones que pueden causar problemas de fertilidad en hombres y en mujeres:

  • Aproximadamente un tercio de los casos de infertilidad se relacionan con la mujer, otro 20% se relaciona con los hombres y casi la mitad incluyen a ambos miembros de la pareja o no tienen causa aparente2.
  • Para las mujeres, la infertilidad a menudo se relaciona con las hormonas o con problemas con las trompas de Falopio o el útero.
  • Si una mujer no está ovulando, identificar esta situación lo antes posible puede permitirle tomar las medidas clínicas adecuadas.
  • Para los hombres, la infertilidad a menudo se relaciona con un bajo recuento de espermatozoides y disfunción eréctil.
  • Aspectos del estilo de vida, como el peso, el cigarrillo y beber alcohol pueden reducir la fertilidad para hombres y mujeres.
  • Si tiene menos de 35 años y ha estado intentando tener un bebé durante un año y no lo ha logrado, debería hablar con su profesional de la salud para obtener más asesoramiento. Si tiene más de 35 años, debería buscar ayuda después de intentarlo durante 6 meses; y si tiene más de 40 años, busque ayuda de inmediato.

¿Qué puede causar problemas de fertilidad?

Comprenda las razones y explore sus opciones.

Si desea saber más sobre lo que puede ocasionar problemas de fertilidad en la mujer, el hombre y la pareja en conjunto, a continuación encontrará algunas de las condiciones o causas más comunes de infertilidad. Esta lista no es exhaustiva y es recomendable hablar con su proveedor de atención médica a fin de encontrar apoyo para su situación individual.


¿Qué puede afectar la fertilidad de la mujer?

Existen dos áreas comunes en las que las cosas pueden andar mal y hacer que resulte difícil quedar embarazada: problemas con las hormonas y problemas con las trompas de Falopio y el útero.

1. Problemas hormonales

Anovulación

La ovulación está controlada por hormonas de la fertilidad. Si sus niveles de hormonas se alteran por cualquier motivo, su ovulación puede verse afectada. La anovulación tiene lugar cuando el ovario de una mujer no produce, madura ni libera un óvulo.

La mayoría de las mujeres experimentarán ciclos menstruales anovulatorios en algún punto durante su vida reproductiva. Es más común en mujeres jóvenes que acaban de comenzar a tener sus períodos o mujeres mayores que se acercan a la menopausia, pero los ciclos anovulatorios también ocurren entre las mujeres saludables que menstrúan regularmente.

Algunas mujeres padecen anovulación crónica, y esto puede ser una indicación de una condición hormonal subyacente, como el síndrome de ovario poliquístico (SOP), que puede hacer que la concepción natural sea difícil3.

Un signo de posibles problemas de ovulación es la presencia de períodos muy irregulares o la ausencia del período.

Las alteraciones hormonales que afectan la ovulación pueden ser causadas por varios factores. Entre ellos, se incluyen grandes cambios en cuanto al peso, estrés, ejercicios extenuantes y enfermedades.

Si una mujer saludable que menstrúa regularmente usa pruebas de ovulación o el monitor de fertilidad Clearblue Avanzado, y detecta un ciclo anovulatorio ocasional, puede tener la tranquilidad de que esto es normal, y no debería tener ningún impacto en la fertilidad. Sin embargo, si no detecta el aumento de la LH con pruebas de ovulación ("pico" en la prueba de ovulación Clearblue Avanzada) por tres ciclos consecutivos, sería conveniente que hable con un profesional de la salud.

Síndrome de ovario poliquístico (SOP)

El término "ovarios poliquísticos" describe ovarios que contienen gran cantidad de pequeños "quistes" o folículos que contienen óvulos que no se han desarrollado adecuadamente, lo que a menudo se debe a un desequilibrio hormonal. Los síntomas pueden incluir la ausencia del período o períodos irregulares, aumento de peso, crecimiento excesivo del vello y problemas al tratar de concebir. Se calcula que aproximadamente una de cada cinco mujeres en el Reino Unido tiene ovarios poliquísticos4.

Fase lútea corta

Si la cantidad de días entre el momento en que ovula y el comienzo de su próximo período es demasiado escasa (menos de 10), eso puede significar que, aunque pueda concebir, el óvulo fecundado será expulsado antes de que pueda implantarse en el recubrimiento del útero. Esto es algo que puede observar si usa una prueba de ovulación o un monitor de fertilidad. Para ver cuál es la duración de su fase lútea, cuente el número de días entre su segundo día fértil pico y el momento en el que comienza el período. Si considera que su fase lútea es demasiado corta, hable con su médico, ya que esta condición podría tratarse.

Tengo ciclos muy cortos, ¿esa es la razón por la cual no puedo quedar embarazada?

Profesor Michael Thomas

El rango del ciclo normal normalmente es de 23 a 35 días. Los ciclos más cortos o más largos que ese rango pueden relacionarse con problemas de fertilidad. En el transcurso de la vida reproductiva de una mujer, la duración del ciclo habitual corresponde a este intervalo temporal. Si sus ciclos normalmente son inferiores a 23 días, debe consultar a su médico. El uso de un monitor de fertilidad o de una prueba de ovulación casera la ayudará a predecir el momento de la ovulación.

Menopausia precoz

Una vez que haya alcanzado la menopausia, el embarazo ya no es posible y, en el período previo a la menopausia (la perimenopausia), puede ser muy difícil quedar embarazada. Si su madre tuvo una menopausia precoz, sus probabilidades son mucho más altas; por eso, trate de averiguar la edad en la que su madre entró en la menopausia. Si tuvo una menopausia precoz, posiblemente valga la pena que consulte a un profesional de la salud sobre sus planes futuros de embarazo.

2. Problemas con las trompas de Falopio y el útero

Las trompas de Falopio trasladan el óvulo del ovario al útero. Una obstrucción en las trompas de Falopio puede impedir que los espermatozoides lleguen al óvulo; un crecimiento en el útero puede impedir que el óvulo fecundado se implante.

Infección por clamidia no tratada

La causa más común de obstrucción de las trompas de Falopio es una infección por clamidia que no ha recibido tratamiento. La clamidia es una infección común que puede transmitirse fácilmente si se tienen relaciones sexuales sin protección. Algunas mujeres podrían ignorar por completo que alguna vez tuvieron una infección por clamidia debido a la ausencia de síntomas. Si existe la posibilidad de que pueda haber contraído clamidia, visite a su médico para realizarse una prueba.

Fibromas

Se trata de crecimientos anormales de tejido muscular en el útero que pueden obstruir las trompas de Falopio o impedir que se implante un óvulo fecundado. Visite a su médico para obtener más asesoramiento.

Endometriosis

Se produce cuando el tejido que recubre el útero crece fuera de este. Puede obstruir las trompas de Falopio e impedir la fecundación. La endometriosis puede provocar períodos abundantes o muy dolorosos. Se puede tratar con medicamentos o eliminando el tejido adicional. Su médico podrá contarle más al respecto.

Sufro de endometriosis y me preocupa no poder quedar embarazada, ¿puede ocurrir?

Profesor Bill Ledger, especialista en fertilidad

Muchas mujeres que padecen endometriosis leve concebirán normalmente, aunque las probabilidades de tener problemas de fertilidad son más altas. La endometriosis severa puede dañar las trompas de Falopio y los ovarios, y las adherencias que pueden venir con la endometriosis también pueden obstruir las trompas de Falopio. Su ginecólogo podrá asesorarla sobre qué hacer en este sentido. Si tiene endometriosis, buque asesoramiento si no logra concebir después de pocos meses.


¿Qué ocasiona normalmente problemas de fertilidad en los hombres?

Existen tres problemas principales que afectan la fertilidad de un hombre: bajo recuento de espermatozoides o baja calidad de los espermatozoides, disfunción eréctil y otras causas menos comunes.

 

Bajo recuento de espermatozoides o baja calidad de los espermatozoides

Si hay menos espermatozoides de lo normal en la eyaculación masculina, las probabilidades de que un espermatozoide fecunde un óvulo se reducen. Si la calidad de los espermatozoides es baja, es posible que estos no puedan llegar al óvulo y atravesar la membrana para fecundarlo.

La producción de espermatozoides puede disminuir si los testículos no se mantienen frescos. Su pareja puede asegurarse de que sus testículos no se calienten demasiado utilizando ropa interior holgada. El recuento y la calidad de los espermatozoides se pueden evaluar mediante una sencilla prueba indicada por su médico.

Disfunción eréctil

Si el hombre tiene problemas para lograr o mantener una erección, ya sea por razones físicas o psicológicas, le será difícil tener relaciones sexuales. Hay ayuda disponible; consulte a su médico para obtener información adicional.

Otras causas

Entre las causas mucho menos comunes de los problemas de fertilidad masculina se incluyen la obstrucción del conducto que transporta los espermatozoides desde los testículos, una condición genética, problemas hormonales u otras condiciones menos frecuentes. Su médico podrá identificar estos problemas mediante pruebas.


Otros factores que pueden reducir la fertilidad

Hay otros problemas que pueden afectar la fertilidad femenina y la masculina.

Consumo de alcohol

La fertilidad, tanto en hombres como en mujeres, puede verse afectada por el consumo de demasiado alcohol. Reducir la cantidad de alcohol que bebe puede ayudarla a concebir. Además, beber durante el embarazo puede afectar la salud de sus bebés, de modo que, si está intentando tener un bebé, vale la pena reducir el consumo porque nunca se sabe cuándo lo logrará.

Tabaco

Comparados con los no fumadores, los hombres que fuman pueden tener un recuento de espermatozoides más bajo y una cantidad mayor de espermatozoides anormales. En el caso de las mujeres, el tabaco puede afectar la fertilidad y ocasionar una menopausia precoz. También puede incrementar el riesgo de tener un aborto espontáneo y de que se adelante el parto. El tabaco es muy malo para la salud del hijo que lleva en su vientre, y es mejor si deja de fumar antes de quedar embarazada.

Tanto usted como su pareja deben intentar dejar de fumar si están tratando de concebir.

Drogas recreativas

En la actualidad, se consumen muchos tipos distintos de drogas recreativas e ilegales, y no existen estudios exhaustivos acerca de cómo afectan la fertilidad. Dado que muchas drogas pueden tener efectos negativos en un bebé en desarrollo, debe dejar de consumir cualquier droga recreativa o ilegal al tratar de concebir.

Peso

Estar por encima o por debajo del peso adecuado puede alterar su ciclo menstrual y reducir sus probabilidades de concepción. Los hombres con sobrepeso pueden tener un recuento de espermatozoides más bajo, y estos pueden ser de baja calidad. Consulte a su médico o un enfermero para conocer su peso ideal y para obtener consejos prácticos sobre cómo subir o bajar de peso si fuera necesario.

Medicamentos

Si usted o su pareja están tomando algún medicamento, compruebe con su médico que este no reduzca su fertilidad. En el caso de que reduzca la fertilidad, hay alternativas disponibles.

Lubricantes

La sequedad vaginal es más común de lo que creemos. En un estudio en 11 países del que participaron cerca de 6,500 mujeres, hasta un 18% de mujeres de 18-34 años informaron padecer de sequedad vaginal siempre o con frecuencia5. Esto puede empeorar al tratar de concebir, ya que hay una tendencia a tener muchas relaciones sexuales para tener un bebé. Algunos de los lubricantes disponibles más comúnmente pueden ser dañinos para los espermatozoides. Usar esos lubricantes puede reducir sus probabilidades de quedar embarazada. Hay lubricantes disponibles que son favorables para los espermatozoides.

Edad

La mujer nace con una reserva de óvulos para toda la vida, y la cantidad se reduce gradualmente con la edad. Después de los 38-40 años, la velocidad de disminución es mucho más rápida, y también baja la calidad de los óvulos. Si tiene más de 35 años de edad, sería buena idea que consulte a su médico después de aproximadamente seis meses de intentar tener un bebé; y, si tiene más de 40 años, consulte cuando comience a tratar de concebir. Se sabe menos sobre la fertilidad de los hombres mayores, pero se cree que esta también comienza a disminuir cerca de los 40 años.


Infertilidad sin causa aparente

En ocasiones, todas las pruebas clínicas darán resultados normales, pero después de años de intentarlo, usted no queda embarazada. Esto puede ser causa de mucha frustración y angustia, ya que no hay nada sobre lo cual centrarse que pueda recibir una rectificación o tratamiento. Se calcula que cerca de un tercio de las parejas con infertilidad sin causa aparente lograrán el embarazo en forma natural en el transcurso de tres años sin intervención3.


¿Qué leer a continuación?