Solamente existen unos pocos días (en general, seis) en cada ciclo durante los cuales puede quedar embarazada: el día de ovulación y algunos días anteriores a este. Por eso, saber cuándo son esos días dentro de su ciclo es clave si está intentando tener un bebé. Existen distintos signos y síntomas de ovulación y la mayoría de los métodos para detectar la ovulación dependen de estos para ayudarla a identificar sus días fértiles. En este artículo, abordamos estos signos y síntomas y mostramos cómo puede utilizarlos para facilitar el embarazo:

Signos y síntomas de la ovulación

  • Muchas mujeres no experimentan ningún síntoma de la ovulación. Las mujeres que experimentan síntomas descubren que estos pueden variar de un ciclo a otro.
  • Algunos de los signos solo aparecen después de que ocurrió la ovulación, lo que los vuelve de escasa utilidad para predecir los días fértiles de una mujer en ese ciclo.
  • El aumento de la LH (detectado por pruebas de ovulación) se produce 24-36 horas antes de la ovulación.

"Ovulación" es el nombre del proceso que se produce una vez cada ciclo menstrual, cuando los cambios hormonales hacen que un ovario libere un óvulo. Esto habitualmente ocurre de 12 a 16 días antes de que comience el próximo período. Estos son los signos y síntomas comunes de la ovulación.

Aumento de la LH

A medida que una mujer se aproxima a la ovulación, el organismo produce cada vez más estrógeno, una hormona que engrosa el recubrimiento del útero y ayuda a crear un entorno apto para los espermatozoides. Estos niveles altos de estrógeno disparan un aumento repentino de otra hormona, llamada hormona luteinizante (LH). Este aumento de la LH provoca que el ovario libere el óvulo maduro: esto es la ovulación. La ovulación suele ocurrir entre 24 y 48 horas después del aumento de la LH. Por eso, el aumento de la LH es una buena manera de pronosticar la fertilidad pico.

Aumento de la temperatura

La temperatura corporal basal (en reposo) de una mujer sube 0.4-1.0 °C después de la ovulación. Este aumento normalmente es demasiado pequeño para que una mujer lo note, pero puede ser detectado por un termómetro preciso.

Dolores de ovulación

Cerca de una de cada cinco mujeres siente dolores asociados con la ovulación. El dolor puede producirse justo antes o después de la ovulación, o durante esta. Existen varias explicaciones para la causa de estos dolores de ovulación. Justo antes de la ovulación, el crecimiento del folículo puede estirar la superficie del ovario, lo que causa dolores. En el momento de la ovulación, se libera líquido o sangre del folículo roto del óvulo, lo que puede causar irritación del recubrimiento abdominal.

Los dolores de ovulación se pueden sentir en un lado un mes, y luego cambiar al otro el siguiente mes, o se pueden sentir del mismo lado por varios meses seguidos. Normalmente, duran solo unos minutos, pero pueden durar más tiempo, posiblemente hasta 24-48 horas, y pueden ser dolores agudos, reconocibles, de tipo cólico. Raras veces se los describe como dolor intenso.

Cambios en la saliva

Se ha determinado que la saliva de una mujer cambia de acuerdo con la cantidad de estrógeno en el organismo. Durante el ciclo mensual de una mujer, hay un gran aumento en el estrógeno pocos días antes de la ovulación y otro aumento menor pocos días antes del día en el que debería comenzar el período.

Cambios en el moco cervical

Durante el ciclo menstrual de una mujer, el tipo y la cantidad de moco cervical (una secreción de las glándulas del cuello del útero) cambian. Puede ser pegajoso o elástico, blanco o turbio. En los días anteriores a la ovulación, pasa a ser transparente y elástico (y a menudo se lo compara con la clara de huevo, lo que conduce a la denominación "moco cervical tipo clara de huevo"). Este moco es favorable para los espermatozoides y los ayuda a llegar al óvulo.


Uso de estos signos y síntomas para detectar sus días más fértiles

  • Algunos métodos solo pueden identificar la ovulación cuando esta ya se ha producido; por lo tanto, son de poca utilidad para ayudar a una mujer a concebir durante ese ciclo.
  • Las pruebas de ovulación detectan el aumento de la LH, que se produce 24-36 horas antes de la ovulación.
  • Las pruebas de ovulación Clearblue tienen una precisión de 99%, como mínimo, para detectar el aumento de la LH.
  • Se ha demostrado que el método del calendario predice los días fértiles correctos solamente en una tercera parte de los ciclos1.

Para maximizar sus probabilidades de quedar embarazada, es importante planear tener relaciones sexuales el día de la ovulación y los días anteriores a este. Estas son maneras en las cuales puede usar los signos y los síntomas de la ovulación para ayudarle a identificar estos pocos días fértiles cada ciclo.

Pruebas de ovulación

Las pruebas de ovulación Clearblue y el monitor de fertilidad Clearblue son fáciles de usar y detectan hormonas clave de la fertilidad a partir de una muestra de orina. Tienen una precisión del 99%, como mínimo, en la detección del aumento de la LH y pueden identificar hasta seis días fértiles durante cada ciclo, en los que es más probable quedar embarazada.

Precisión superior al 99% para detectar el aumento de la LH

Prueba de embarazo

Prueba de ovulación Digital Avanzada

Descúbrala

 

El método del calendario

Si tiene un ciclo menstrual regular, puede tratar de predecir la ovulación registrando minuciosamente la duración de cada ciclo. Tendrá que registrar la duración de su ciclo durante al menos un par de meses para esbozar un panorama. Para un ciclo menstrual muy regular, normalmente la ovulación suele ocurrir de 12 a 16 días antes de que comience el próximo periodo. Sin embargo, el día real de la ovulación todavía puede variar algunos días de un ciclo a otro, incluso con un ciclo menstrual regular.

En estudios recientes, se ha demostrado que el método del calendario predice los días fértiles correctos solamente en una tercera parte de los ciclos2

Registro de la temperatura corporal basal (TCB)

Este método se basa en el hecho de que su temperatura corporal basal sube 0.4-1.0 °C después de la ovulación, momento en el cual es demasiado tarde para optimizar las probabilidades de concepción en ese ciclo menstrual. Para utilizar este método con precisión, lo primero que tiene que hacer cada mañana es tomarse la temperatura corporal basal antes de salir de la cama, y le tomará varios ciclos menstruales esbozar un panorama de su ventana de fertilidad. También hay muchos factores, como los cambios en los ciclos del sueño, los viajes y el consumo de alcohol que pueden cambiar su TCB. Varios estudios han demostrado que el uso de la temperatura corporal basal de una mujer para predecir sus días fértiles (dentro de un plazo de un día) tiene un éxito inferior al 70%2.

Dolores de ovulación

Aproximadamente una de cada cinco mujeres siente dolores asociados con la ovulación. Sin embargo, debido a que el dolor puede producirse durante la ovulación, e incluso después, a menudo no resulta tan útil para identificar el día de la ovulación y los días previos a este, cuando usted es más fértil.

Observaciones de la saliva

Se ha demostrado que la saliva cambia según la cantidad de estrógeno que contiene el organismo, y existen kits disponibles que pueden ayudarle a monitorear estos cambios. En general, están compuestos por un microscopio diminuto con una superficie de vidrio. Usted coloca un poco de saliva en la superficie de vidrio, espera a que se seque y, luego, busca a través del microscopio un patrón de "helecho" formado por los cristales de sal que hay en la saliva cuando el nivel de estrógeno es alto. Sin embargo, los cambios en la saliva han demostrado ser un método poco confiable para predecir la ovulación y son difíciles de interpretar2. La saliva también se puede ver afectada por el tabaco, el consumo de alcohol y los alimentos.

Observaciones del moco cervical

Durante su ciclo menstrual, el tipo y la cantidad de moco cervical (una secreción de las glándulas del cuello del útero) cambian. Puede ser pegajoso o elástico, blanco o turbio. En los días anteriores a la ovulación, se vuelve transparente y elástico y a menudo se lo compara con la clara de huevo. Al tomar nota de estos cambios, puede predecir cuándo ovulará para tener relaciones sexuales en sus días más fértiles. La principal ventaja de este método es que le permite conocer más su organismo y estar más consciente de los cambios que este atraviesa durante un ciclo menstrual. Sin embargo, puede que aprender a "leer" los cambios tome tiempo, y su moco cervical puede verse afectado por otros factores, incluidas infecciones, relaciones sexuales y algunos medicamentos.


¿Qué leer a continuación?